2 razones por las que tienes prohibido entrenar en ayunas

2 razones por las que tienes prohibido entrenar en ayunas

Si tu objetivo principal es bajar de peso, ni se te ocurra entrenar en ayunas.

Algunos deportistas o personas que pretenden bajar de peso aplican el ayuno antes de entrenar de manera errónea. La teoría parece simple: en situación de ayuno, se accede con mayor rapidez a las reservas de grasa por estar parcialmente disminuidas las de glucógeno.

No obstante, una cosa es estar varias jornadas sin comida, y otra denominar ayuno al pasar una noche sin ingerir alimentos.

Después de 8-10 horas de ayuno, los depósitos de glucógeno muscular están intactos, mientras que los almacenados en el hígado se encuentran a la mitad, lo que supone una disposición de energía suficiente para entrenar sin problemas, ¿no?

Correr en ayunas no es un completo error si lo haces de forma adecuada. Lo que realmente funciona es restringir las comidas pesadas, limitando los carbohidratos después de entrenar, ojo, pero solo limitar, no eliminar.

  • 1. Solo recuerda que está prohibido pasar hambre, pero no es tan malo quedarte con un poco de hambre después de cada comida.
  • 2. Toma en cuenta que la sensación de hambre tarda en desaparecer, así que necesitas balancear tus snacks y queda prohibido atascarte de comida después de tu sesión de ejercicio. Sino, ¿para qué sirve?