5 razones por las que DEBES comer sandía si haces ejercicio

5 razones por las que DEBES comer sandía si haces ejercicio

¡Uno de los alimentos básicos para atletas! Ni te imaginas la cantidad de beneficios que puede darte esta fruta.

La sandía es un alimento con una gran cantidad de vitaminas como betacarotenos, ácido fólico, vitamina C y B5, y minerales como calcio, magnesio, fósforo y potasio.

Pero por si no lo sabías, las semillas de esta fruta también son increíbles para tu organismo, ya que son una excelente fuente de fibra, proteínas y grasas poliinsaturadas.

Los beneficios de la sandía van más allá de lo que imaginas, aquí te los contamos:

1. Te hidrata

La sandía tiene un 90% de contenido de agua, por lo que si haces un smoothie con esta fruta, estarás hidratado y solo consumirás 35 calorías por 100g de sandía.

2. Es rica en aminoácidos

Sobre todo en los poco habituales como citrulina, alanina, ácido glutámico, arginina, vitaminas A, B y C, glucosa, fructosa, sacarosa, potasio, calcio, fósforo y fibra. ¡Es perfecta!

3. También es antioxidante

Su color rojo se atribuye gracias al licopeno, que protege a los hombres del cáncer de próstata, además que reduce el riesgo de tumores de páncreas, pulmón y colon.

4. Sirve para antes y después de ejercitarte

Ya que tanto puede ayudarte a hidratarte, como para recuperarte después de hacer ejercicio, además es excelente para disminuir el dolor muscular que realizas con las actividades deportivas intensas.