Hidratación para antes, durante y después de hacer ejercicio

¿Sabes cómo hidratarte cuando vas al gimnasio o tomas una clase específica? Aquí te lo contamos.

¡La hidratación es una parte importante del entrenamiento! Si te equivocas en esto, es posible que no rindas como te lo imaginas. Asegúrate de seguir estos consejos para evitar accidentes.

Antes:

No coma sólidos antes de hacer ejercicio, ya que puede afectar negativamente el ejercicio. Recuerda que trabajaras la respiración abdominal. Si comes mucho o digieres lentamente, es posible que no puedas hacer ejercicio correctamente o incluso que sientas náuseas.
Bebe agua, agua de coco, té verde, rooibos e incluso manzanilla. Siempre rehidrata.

Durante:

Si está entrenando en condiciones de alta humedad, deberá hidratarse con agua y otro líquido, como una bebida deportiva. Si no, el agua es la mejor opción.
Recuerda que no debes esperar para beber el líquido hasta tener sed.

Después:

Por lo general, no sientes hambre justo después del entrenamiento, pero con el tiempo tu apetito aumenta y debes evitar las ansias. Come alimentos frescos como frutas, verduras y cereales integrales. Sigue hidratándote con agua, jugo e incluso sopas. También puedes elegir leche chocolatada.

 

Deja un comentario